El  biofertilizante


Beneficios

La acción beneficiosa de los hongos mutualísticos respecto de sus hospedantes vasculares, y por tanto de la simbiosis micorrícica, se refleja en varios sentidos: absorción de agua y nutrición mineral, crecimiento y supervivencia en campo de las plantas, y generación de incrementos en la producción agrícola.

Absorción de agua y nutrición mineral:

La micorriza favorece la captación de agua y nutrientes minerales, especialmente fósforo y nitrógeno del suelo (Bowen, 1973), debido a la mayor habilidad que tienen los hongos en este sentido. 

También se han confirmado, mediante el uso de isótopos marcados que elementos como K, Ca, S, Zn, Cu, Sr, etc. (Rygiewiz y Bledsoe,1984; Mejstrik y Krause, 1973; Thompson y Medue, 1984; etc) son absorbidos por las células fúngicas y trasvasados hasta la planta simbionte (Bowen, 1973; Harley & Smith, 1983; Gianinazzi-Pearson y Azcón-Aguilar, 1991). 

El sistema enzimático y la distribución geométrica de los micelios fúngicos hacen que éstos sean más efectivos que las raíces de las plantas para la absorción de agua y nutrientes (Trappe, 1981). Los filamentos hifales, que en algunas especies se organizan formando cordones miceliares y rizomorfos (verdaderos tejidos conductores fúngicos que favorecen el transporte de nutrientes) son capaces de prospectar volúmenes de suelo mucho mayores que las raíces no micorrizadas. 

Estimulación del crecimiento:

La captación de nutrientes del suelo es más rápida, debido a la peculiar forma de nutrición fúngica, por emisión de enzimas exógenos al medio. Todo ello se traduce en una mayor y más rápida disponibilidad de nutrientes en el sistema vascular de la planta, la cual acelera su actividad fotosintética para mantener su equilibrio fisiológico, dando por resultado un aumento considerable de su producción de biomasa aérea y radical.

La estimulación del crecimiento en las plantas micorrizadas no se limita a una mejora nutricional. La producción de fitohormonas por parte del hongo (Slankis, 1973; Allen et al., 1980,1982; Harley y Smith, 1983), mejora de la estructura del suelo (Thomas et al. ,1986), protección frente a patógenos (Bagyaraj, 1984; Graham, 1986; Lindermann, 1988; Marx, 1973; Perrin, 1985; Schenck, 1981; Schonbeck, 1979; ) son otros de los efectos indirectos, que pueden afectar al buen crecimiento del vegetal micorrizado.

 

Supervivencia en campo de las plantas:

La mayor supervivencia en campo de las plantas bien micorrizadas, respecto de las que no lo están, es otro factor que define la importancia de una adecuada micorrización en vivero. Muchos son los trabajos que han demostrado este hecho (Marx, 1980; Dixon et al., 1981; Beckjord y McIntosh, 1984; Parker et al., 1986; etc.). Ahora bien, hay que tener en cuenta que no todos los hongos micorrizógenos funcionan igual en un ambiente determinado, como tampoco un hongo concreto es el más efectivo en todos los ambientes. Es fundamental, por tanto, conocer bien la biología de las especies fúngicas y sus exigencias ecológicas, para utilizar la más adecuada, según los distintos ecosistemas donde se ubicarán las plántulas micorrizadas.

Por otra parte, la dinámica existente entre las poblaciones de hongos, capaces de sustituirse unas a otras, nos advierte de la conveniencia de utilizar especies fúngicas cuya micorriza perdure durante varios años en las plántulas inoculadas, cuando éstas se instalen definitivamente en el lugar de plantación. Es decir, seleccionar hongos micorrícicos primarios y pioneros, capaces de prosperar en situaciones hostiles de erosionabilidad y transformar suficientemente las condiciones edáficas para iniciar una adecuada sucesión micorrícica y en general microbiológica.

Cuadro Resumen de Ventajas:

FAVORECE LA CAPTACIÓN DE AGUA Y NUTRIENTES MINERALES Especialmente Fósforo y Nitrógeno. También K, Ca, S, Zn, Cu, Sr, etc.
El sistema enzimático y la distribución de los micelios hace que los hongos sean más eficaces que las raíces para la absorción de agua y nutrientes.
Los filamentos hifales son capaces de prospectar volúmenes de suelo mucho mayores que las raíces no micorrizadas. 
ESTIMULACIÓN DEL CRECIMIENTO: AUMENTO CONSIDERABLE DE LA PRODUCCIÓN DE BIOMASA AÉREA Y RADICAL Mayor y más rápida disponibilidad de nutrientes en el sistema vascular de las plantas, que acelera su actividad fotosintética para mantener su equilibrio fisiológico.
Producción de fitohormonas por parte del hongo.
Mejora de la estructura del suelo.
Protección del sistema radical frente a patógenos fúngicos.

 

Cuadro de Beneficios:

VENTAJAS BENEFICIOS
Aumento del aprovechamiento de los fertilizantes y de los nutrientes del suelo Disminución de los costos de producción
Favorece la captación de agua y nutrientes minerales Aumento de la producción agrícola
Estimulación del crecimiento aéreo y radical Ciclo productivo más largo con mayores producciones y mayor seguridad para el agricultor.
Protección frente a patógenos Disminución del coste de aplicación de fungicidas y mayor seguridad para el agricultor.
Mejora la estructura del suelo No degrada los suelos y contribuye a la regeneración de los mismos.

 

 

                [Características]                 [Instrucciones de uso]                 [Presentación]